La neuromodulación es una técnica invasiva, segura, efectiva y prácticamente indolora. Es una técnica que trabaja a través de la estimulación nerviosa, y es muy útil para algunas patología del sistema músculo-esquelético relacionadas con el sistema nervioso (las principales patologías de la columna vertebral, hernias discales, cervicobraquialgias y ciáticas.
La técnica consiste en la aplicación de una corriente de baja frecuencia cerca del sistema nervioso periférico para aumentar o disminuir la excitabilidad de un grupo de neuronas, se estimula y resetea el impulso nervioso para el buen funcionamiento neuromuscular. El tratamiento se realiza mediante el uso de ecógrafo para ayudarnos a la hora de encontrar determinadas zonas anatómicas.
A través de la neuromodulación podemos conseguir una disminución del dolor y una mejora en el control neuromotriz (se traduce en mejoría de la movilidad).
Una de las ventajas de este tipo de tratamiento es que es totalmente compatible con otras técnicas de fisioterapia como son la punción seca y la electrólisis percutánea.
Esta técnica es posible aplicarla a todo tipo de personas beneficiándose de su pronta recuperación, por supuesto la introducción de esta técnica en la práctica clínica permite acelerar los tiempos de recuperación, siendo de utilidad una vez instaurada la lesión, así como en un abordaje preventivo de la disfunción.
Historia de la Neuromodulación:
Desde miles de años se ha practicado el uso de la electricidad para tratar el dolor y otras afecciones, en un principio la proveniente de peces eléctricos. Cuando fue posible almacenar y controlar la electricidad a mediados del siglo 18, su popularidad aumentó enormemente por lo cual se realizan más investigaciones al respecto. En los años 60s llegan los inicios de la Neuromodulación con la publicación progresiva de las investigaciones de Ronald Melzack y Patrick Wall con la Teoría de las Compuertas en 1965. Así se mejoró la comprensión gradual de que el dolor era el resultado de procesos dinámicos complejos en el sistema nervioso y no simplemente el resultado de la actividad en un sistema de cableado. Si bien la Neuromodulación se conoce como un método de terapia del dolor desde los años 60s, pero es solo a partir de los años 80s, que el método se ha utilizado como terapia del dolor crónico, mediante dispositivos tanto externos como insertables con objetivo de restaurar la función del sistema nervioso. Los dispositivos utilizados siempre mejoraron durante las últimas cuatro décadas con dispositivos más pequeños y con sistemas más complejos sin embargo más fáciles de usar como por ejemplo el dispositivo TENS desarrollado en 1974 por el neurocirujano Dr. Clyde Norman Shealy. Respecto a los dispositivos de  Neuromodulación percutánea, se comercializaron en Estados Unidos a partir de 2002 y a partir de allí se desarrollan dispositivos cada vez más avanzados. En Europa la nación pionera fue proprio España que la desarrolló a principio del nuevo, alcanzando un grande nivel gracias a los fisioterapeutas españoles Francisco Minaya y Fermín Valera, los cuales publicaron en 2016 el libro “Fisioterapia Invasiva (2ª edición)” donde describen sus investigaciones sobre Neuromodulación percutánea ecoguiada.

📍𝐂𝐔𝐑𝐒𝐎 𝐄𝐋𝐄𝐂𝐓𝐑𝐎𝐀𝐂𝐔𝐏𝐔𝐍𝐓𝐔𝐑𝐀 𝐀𝐕𝐀𝐍𝐙𝐀𝐃𝐀 (𝐍𝐞𝐮𝐫𝐨𝐦𝐨𝐝𝐮𝐥𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐅𝐮𝐧𝐜𝐢𝐨𝐧𝐚𝐥)⚡️

Si quieres formarte en esta técnica, este es el curso que estabas esperando 😍

Pincha aquí para más info